Search

Curso Básico de Reparación – 5 (CUR4005S)

31) RESISTORES

Estos son los componentes más comunes en la mayoría de los aparatos electrónicos y de menor costo y fácil de encontrar (aún) en el comercio especializado en función del tipo.

Básicamente se utilizan resistores de carbono o carbón, película metálica y que aparecen en varios tamaños dados por la disipación en watts, o sea, por la potencia, como se muestra en la figura 58. Los valores de los resistores se dan en ohms, según un código de bandas de colores que es muy importante conocer o tener a mano.

 

 

 Figura 58 – Resistores de diferentes disipaciones
Figura 58 – Resistores de diferentes disipaciones

 

El código de color es el siguiente:

Color

Valores significativos

(1ª y

pistas)

Multiplicador

(3ª pista)

Tolerancia

(4ª pista)

Coeficiente de temperatura (ppm/oC

Negro

0

1

-

-

Marrón

1

10

1

100

Rojo

2

100

2

50

Naranja

3

1 000

-

15

Amarillo

4

10 000

-

25

Verde

5

100 000

0,5%

-

Azul

6

1 000 000

0,25%

10

Violeta

7

10 000 000

0,1%

5

Gris

8

100 000 000

0,05%

-

Blanco

9

1 000 000 000

-

1

Dorado

-

0.1

5

-

Plateado

-

0.01

10

-

 

Tomando el resistor y observando desde los extremos vemos, por ejemplo, que las dos primeras pistas son amarillas y violetas.

Consultando la tabla vemos que estos colores corresponden a 2 y 7. Así, los dos primeros dígitos del valor de la resistencia son 2 y7 formando 27.

El tercer anillo o banda de color nos da el factor de multiplicación o el número de ceros que debemos añadir al valor 27. Si esta pista es anaranjada, por ejemplo, tenemos 27 seguida por 3 ceros (000). Esto nos lleva al valor final del componente que es 27 000 ohms o 27 K ohms.

Vea que los "millares de ohms" también se llaman "kilo ohms" y abreviado por "k", así que 27 000 ohms es igual que 27 kohms.

También podemos usar la "k" para reemplazar la coma y en vez de escribir 4 700 ohms de una resistor, podemos simplemente escribir 4k7.

Los millones de ohms también se expresan de una manera similar. Usamos "megohms o Mohms" en este caso y abreviamos para M. Esto significa que en lugar de 2 200 000 ohms podemos escribir 2,2 Mohms o aún 2M2 (con la M sustituyendo la coma).

Los resistores no tienen polaridad para la conexión:

Varios son los tipos de problemas que los representadores pueden proporcionar, lo que generalmente lleva a la necesidad de su reemplazo en un aparato electrónico:

a) Apertura o quema - el exceso de corriente "abre" un resistor que tiene entonces su resistencia aumentada a un valor indeterminado, eventualmente va a comportarse como un "circuito abierto" o resistencia infinita. Observando un resistor quemado vemos que está oscurecido e incluso con los fajas de indicación de valor borrados. En un caso como este es necesario tener el diagrama del aparato para saber cómo identificar el resistor y encontrar el valor del sustituto.

En la figura 59 tenemos la manera de reemplazar rápidamente un resistor en una placa de circuito impreso.

 

  Figura 59 – Sustitución simplificada de un resistor
Figura 59 – Sustitución simplificada de un resistor

 

 

En el reemplazo correcto se quitan los terminales del resistor quemado y se insertan los nuevos en los orificios.

El resistor sustituido debe tener siempre el mismo valor que el resistor original (ohms) pero, la potencia puede ser igual o mayor que la original, siempre que haya espacio disponible para su instalación, ya que los resistores de mayores disipaciones también tienen tamaños más grandes.

Un resistor de 1 k ohms x 1/8 W puede ser perfectamente sustituida por 1 k ohms x 1/4 watt, pero no al revés.

 

ADVERTENCIA: un resistor generalmente se quema porque hay problemas con los componentes cercanos tales como la entrada curta de capacitores, diodos, transistores, transformadores, etc. Así que antes de hacer su cambio compruebe la causa real de su quema mediante el análisis de los componentes cercanos.

 

También observamos que hay resistores muy pequeños en la denominada tecnología SMD, principalmente en equipos modernos compactos como ordenadores, reproductores de CD, etc. que requieren equipos especiales para su extracción e intercambio.

 

b) Cambio de valor - a veces, por sobrecarga u otros problemas, un resistor tiene su valor alterado pasando a mostrar una resistencia diferente a la indicada en su cubierta. En este caso también debemos hacer su sustitución.

Un caso raro de ocurrencia con resistores de muy alto valor es la disminución de su resistencia por la suciedad que se acumula a su alrededor y que sucede para ofrecer una ruta a la corriente. También la absorción de la humedad causa el mismo problema.

 

Prueba:

a) Resistores hasta 10 K ohms pueden ser probados con un probador de la continuidad pero siempre fuera del circuito o con uno de sus terminales levantados del tablero. Debe haber continuidad a estos valores, y dependiendo del probador, la continuidad disminuirá cambiando el sonido o el brillo del indicador con el aumento de la resistencia. Esta prueba no permite detectar cambios en los valores y determinar el valor del propio componente.

 

b) Medición con el multímetro - esta es la mejor prueba porque nos da el valor exacto del componente (si es bueno). Recordamos que los resistores se fabrican con tolerancias del 1% al 20% (según el color del cuarto anillo) y eso significa que uno tolera una diferencia entre el valor indicado en la prueba o medida (tantos por ciento) y el valor real.

Para la precisión del 1% y del 2%, hay una pista adicional con un código de lectura de 4 pistas. Las tres primeras pistas corresponden a los tres primeros dígitos de la resistencia y la cuarta vía al multiplicador.

A cambio de un resistor de este tipo, debemos colocar otro con el mismo valor y la misma tolerancia (todas las mismas pistas).

Los resistores sin la cuarta pista son 20% precisos.

La medida de resistencia con el multímetro debe realizarse con uno de los terminales de resistor desconectados de la placa.

 

c) Medido en el circuito - podemos hacer una prueba rápida de un resistor con el multímetro sin desconectar la resistor de la placa. Esta prueba sólo puede revelar si el resistor está abierto. La resistencia medida debe ser igual o inferior a la del componente (resistor) si es buena.

Si medimos un valor más alto entonces ciertamente el resistor es malo (abierta o alterada) debe ser substituida. Por ejemplo, si se prueba de esta manera un resistor de 10 k ohms y se encuentra 7 k ohms o 5 k ohms (debido a la presencia de otros componentes en paralelo) entonces podría ser bueno.

Sin embargo, si medimos 25 k ohms o 100 k ohms entonces seguramente es malo y debe ser substituido.

 

Resistores de alambre

Estos resistores están equipados internamente con un alambre fino de nicromo (níquel + cromo) que puede romperse con el exceso de corriente u otra razón. Los resistores de alambre generalmente trabajan calientes para que, cuando ven la calefacción de estos componentes, el lector no debe preocuparse.

Las disipaciones del resistor del alambre van de 1 watt hasta más de 100 watts y mucho mayor será el tamaño del resistor cuanto mayor su disipación.

Los resistores de alambre también se utilizan en algunos aparatos como fusibles, y luego reciben el nombre "Fusistores". Si hay un aumento excesivo de la corriente en algún punto del circuito, el alambre de este componente se calienta hasta el punto de fusionar la soldadura de sus terminales que, siendo del tipo "muela", apaga automáticamente el circuito.

El intercambio de un resistor de alambre sigue las mismas reglas que un resistor común. Mismo valor y disipación igual o mayor que el original.

La recuperación de un resistor de alambre es problemática ya que no tenemos acceso al alambre interrumpido sin romper la protección de porcelana que lo cubre.

 

(32) POTENCIÓMETROS

Los potenciómetros se utilizan como controles de volumen, tonalidad, balance, sensibilidad, tiempo, etc. en una gran cantidad de aparatos electrónicos. Los potenciómetros se pueden encontrar en varios formatos, con o sin llave, simple o doble, como se muestra en la figura 60.

 

Figura 60 - Tipos comunes de potenciómetros
Figura 60 - Tipos comunes de potenciómetros

 

 

Un potenciómetro consiste básicamente en un dispositivo mecánico en el cual, a través de un eje giratorio o deslizante, un contacto se ejecuta sobre un elemento resistivo de grafito o alambre micrón.

Los principales problemas que pueden ocurrir con los potenciómetros comunes son los siguientes:

 

a) Desgaste de la pista o ingesta de suciedad cuando el contacto del cursor no cause zumbidos desagradables en los aparatos en los que funciona como ajuste de sonido (tono, volumen, oscilación, etc.). En televisiones, si el potenciómetro se utiliza para el color, tinte, contraste, etc. notaremos un fallo repentino cuando movemos el botón. La solución al problema puede ser una limpieza dejando caer un poco de disolvente sobre el elemento resistivo (p.ej. alcohol) y moviendo el cursor hacia la eliminación de la suciedad. Si hay posibilidad de abrir el componente para una limpieza directa con una torunda también es interesante. Sin embargo, para una mayor garantía operativa, es mejor reemplazar el componente por otro nuevo.

Este procedimiento no siempre es posible, ya que hay casos en los que los potenciómetros están completamente blindadas y no hay manera de gotear el disolvente.

 

b) Romper o interrupción de la pista - en este caso hay un cambio repentino de la resistencia del componente en el circuito al ser ajustado, con efectos tales como distorsiones, cambios repentinos en el volumen, tono o contraste dependiendo de la función en la que se utiliza. El intercambio del componente es la mejor solución.

 

c) Defectos mecánicos - la rotura del eje, la deformación, etc. sólo pueden resolverse cambiando el componente.

 

Pruebas

a) La prueba más simple es mover el eje del potenciómetro y comprobar si hay variaciones repentinas del ajuste en el cual debe actuar. Zumbidos desagradables, cambios repentinos de volumen o tono pueden ocurrir con potenciómetros malos en dispositivos de sonido. La pérdida repentina de contraste, las sombras en la imagen, etc. pueden ocurrir con una olla mala en un televisor.

 

b) Medidas de continuidad-al hacer la prueba de continuidad entre los extremos de la olla debemos tener un valor constante.

Podemos medir este valor con el multímetro. Midiendo la continuidad entre el cursor (terminal central) y cualquier extremo, al girar el husillo de la olla (o moviendo el cursor) la resistencia debe variar entre cero y el valor nominal de la olla (marcada en ohms) y de una manera suave. Los cambios repentinos indican problemas de contactos (suciedad, interrupción de senderos, etc.).

En el intercambio del bote por uno nuevo debemos observar su valor dado en ohms y el tipo de "curva" que presenta. Existen básicamente dos tipos de curvas disponibles: lineal (Lin) y logarítmica (log). Los potes lineales se utilizan en controles de tono, oscilación, ajustes de tiempo, instrumentos, etc., mientras que los potes de registro se utilizan en controles de volumen.

Al desoldar los cables en una olla, observe su orden de conexión, ya que si hay alguna inversión, la olla puede actuar mal, por ejemplo, aumentando el volumen cuando debería disminuir.

Muchos potes se compran con los árboles largos que necesitan ser cortados al tamaño correcto que se instalarán en un aparato. Utilice una sierra delgada para este propósito y nunca Sujete el componente por el cuerpo para hacerlo. Fije el componente a un tornillo de banco por el propio eje.

Los interruptores y las llaves conjugadas a los potenciómetros se comprueban según el procedimiento que describimos en el elemento correspondiente a los interruptores.

 

c) Probar con el seguidor de señal para potenciómetros de volumen - si conectamos el seguidor de señal antes de la olla y tenemos una señal clara, pero no tenemos la misma señal en el cursor de una olla de volumen en todas las posiciones que se mueve (sólo cambiando la intensidad) entonces el problema es el componente, como se sugiere en la figura 61.

 

 

Figura 61 – Probando un potenciómetro
Figura 61 – Probando un potenciómetro

 

 

La prueba con el seguidor de la señal se debe hacer con el aparato procesando una señal, es decir, conectada, afinada o con una cinta o un disco tocando.

 

(33) TRIMPOTS

Los trimpots o potenciómetros de ajuste son pequeños componentes que operan de acuerdo con el mismo principio de los potenciómetros comunes (vea el punto 32).

 

Figura 62 – Trimpots comunes
Figura 62 – Trimpots comunes

 

 

Estos componentes se utilizan en los ajustes internos, fijados en placas de circuito impreso y pueden presentar los mismos problemas de los potenciómetros comunes como, por ejemplo, acción de la suciedad, desgaste del cursor, etc.

La evidencia se hace de la misma manera que en el caso de los potenciómetros, como se explica en el punto 32.

En el intercambio de un potenciómetro debe observarse su valor y el tipo de montaje, es decir, si se monta verticalmente, horizontalmente o incluso si es un potenciómetro de precisión del tipo multivuelta.

En caso de emergencia podemos intercambiar un potenciómetro de menor valor por un valor más alto, la operación es que en algunos casos sólo cambia ligeramente el punto de ajuste del aparato. Así, en la dificultad de encontrar un potenciómetro de 47 k ohms se puede utilizar en su lugar uno de 100 k ohms.

 

(34) CAPACITORES VARIABLES

Estos componentes están formados por conjuntos de placas metálicas móviles y fijas que se Inter penetran. Entre ellos pueden haber hojas de plástico aislante o simplemente aire. Los juegos de placas no deben tocarse entre sí.

 

Figura 63 - Capacitores variables común
Figura 63 - Capacitores variables común

 

 

Los principales problemas que pueden ocurrir con los capacitores variables son:

a) Las placas son deformadas por golpes o caídas tocándose-en este caso, para capacitores con aire dieléctrico (sin plástico entre las placas) podemos tratar de desdoblar las placas con mucho cuidado.

 

b) Penetra la suciedad entre las placas que afectan el funcionamiento del aparato. La limpieza se puede hacer con cuidado con un cepillo fino o con un chorro de aire.

 

c) El plástico entre las placas se deterioran o presenta problemas de grietas que afectan al componente-deberíamos cambiar el componente.

 

Los variables se especifican por su capacitancia máxima en picofarad (pF) y por el número de secciones. Las radios AM tienen variables de 2 secciones de mayor capacitancia mientras que las de FM tienen variables de 2 secciones con capacitancia más pequeña. Las radios AM/FM tienen variables de 4 secciones siendo dos de baja y dos de alta capacitancia.

 

 

Prueba

a) Mecánico - rotación del eje de la variable las placas deben Inter penetrar sin tocarse entre sí el movimiento debe ser liso y no debemos sentir las placas "afeitarse" entre sí. Para las pequeñas variables con dieléctrico plástico, el movimiento debe ser liso.

 

b) Prueba de continuidad - con la variable fuera del circuito o apagado debemos medir la continuidad entre las placas al mismo tiempo que giramos su eje. No debe haber continuidad en todo el curso del movimiento de las placas. La existencia de continuidad en cualquier punto indica que las placas se están tocando entre sí.

Los capacitores variables se utilizan en la sintonización por radio en la mayoría de los casos siendo fáciles de percibir cuando el problema es causado por este componente: la afinación falla cuando nos movemos precisamente en este componente.

 

(35) TRIMMERS

Son pequeños capacitores que tienen placas móviles para el ajuste. En la figura se dan dos tipos principales de trimmers. Los problemas con este tipo de componente no son muy comunes.

 

   Figura 64 - Capacitores tipo trimmer
Figura 64 - Capacitores tipo trimmer

 

 

Los siguientes problemas con los trimmers pueden ocurrir básicamente:

 

a) De naturaleza mecánica cuando el tornillo de ajuste se escapa o incluso la placa movible se deforma o se rompe.

 

b) Continuidad cuando el aislamiento existente entre las placas sufra algún tipo de daño.

 

Prueba

Con el componente fuera del circuito medimos la continuidad al mismo tiempo que operamos en el tornillo de ajuste. En ningún momento del ajuste debe haber un cambio de continuidad.

Los trimmers se especifican por la capacitancia máxima y mínima que presenta como 2-20 pF, 3-30 pF, etc. En ausencia de un tipo se puede utilizar otro que tenga una banda de ajuste de cierre. Por ejemplo, utilizando un 3-30 pF en lugar de un 2-20 pF, dependiendo del aparato, los cambios de funcionamiento no se producen, sólo se cambia el punto de ajuste.

 

(36) CABEZAS DE REGISTRO

Las cabezas de registro o grabación son componentes que consisten básicamente en bobinas, así que su prueba eléctrica el mismo que describimos en el punto 27.

 

   Figura 65 – Cabeza de grabación
Figura 65 – Cabeza de grabación

 

 

Los principales problemas que pueden surgir con estos componentes son:

 

a) Suciedad - en la pieza de contacto con la cinta, el disquete u otros medios pueden acumular suciedad que dañe tanto la grabación como la reproducción (lectura). La limpieza se puede hacer con un algodón empapado en alcohol u otro disolvente.

 

b) Desgaste - el contacto permanente de la cabeza con los medios de lectura o grabación (cinta o disquete) puede gastar la cabeza lo que requiere su cambio o en la mayoría de los casos de computadoras, el driver de la unidad entero.

 

c) Interrupción de la bobina - que puede ser revelada por una prueba de continuidad. Vea que en las cabezas estéreo tenemos dos bobinas que pueden o no tener una conexión común. En el caso de que no tengan la conexión entre los terminales de la bobina de los diferentes canales no debe haber continuidad.

El intercambio de la bobina debe ir acompañado de un ajuste de posición (acimut) en el caso de los grabadores, y hay un tornillo y un procedimiento indicado por el fabricante.

 

(37) RELÉS

Los relés son dispositivos electromecánicos formados por una bobina y un conjunto de contactos que se activan cuando una corriente circula a través de su bobina. En aparatos electrónicos podemos encontrar diferentes tipos de relés con las más variadas formas y tamaños.

 

Figura 66 - Tipos comunes de relés
Figura 66 - Tipos comunes de relés

 

 

Los relés, como los otros componentes electrónicos pueden presentar problemas de funcionamiento y los principales son:

 

a) Interrupción de la bobina por exceso de corriente o sobretensión u otras razones. Este problema puede ser detectado por una prueba de continuidad o funcionamiento dinámico.

 

b) Cortocircuito entre las bobinas del carrete que no afecten a la continuidad pero impide el funcionamiento normal del relé o incluso causa un mayor consumo.

 

c) Problemas de contactos que van desde su no operación debido a deformaciones o suciedad hasta la quema por exceso de corriente o incluso el "pegamento" cuando los contactos se mantienen en una determinada función.

 

Prueba

a) Dinámica - cuando se activa un relé debe dar un ligero clic que se puede escuchar fácilmente cuando nos acercamos bastante del componente. Si al activar la función el relé no hace "clic" entonces probablemente tengamos una bobina interrumpida o incluso un circuito de impulsión muerto.

Si el relé "hace clic", pero no pasa nada, entonces podemos tener un problema de contactos que pueden estar "atascados" o deformados, o aún con suciedad. El problema de la suciedad hace que la unidad falle o presente variaciones de intensidad en la corriente controlada.

Algunos tipos de relés están equipados con casquillos que pueden abrirse para dar acceso a los contactos donde la limpieza con una lija fina puede resolver el problema.

 

b) Continuidad - la bobina de un relé debe presentar continuidad. La falta de continuidad indica una bobina interrumpida. El relé debe ser sustituido.

 

c) Resistencia o continuidad de los contactos - los contactos NC (normalmente cerrados) son los que deben presentar continuidad con el contacto C (común) cuando el relé está desactivado. Cuando activamos el relé, los contactos en el movimiento (normalmente abierto) para presentar continuidad con la C y la NF dejan de presentar esta continuidad. Diferentes comportamientos indican problemas de contacto.

 

d) Prueba de accionamiento - sabiendo el tensión de disparo de un relé, generalmente entre 3 y 48 volts para la corriente continua y la aplicación de la tensión, el relé debe accionar si es bueno. Para esta prueba se puede utilizar una fuente o un conjunto de baterías.

 

Los relés son especificados por la tensión de la bobina, resistencia de la bobina y la corriente máxima de sus contactos.

En la sustitución de un relé debemos utilizar uno que tenga la misma tensión de bobina, la misma resistencia y la corriente de los contactos pueden ser igual o mayor que la especificada para el original.

Hay relés que se montan en los zócalos. Un mal funcionamiento del relé también puede ser causado por un problema de contacto en la toma de corriente.

Es importante tener en cuenta que los relés que operan con corrientes elevadas tienen una vida útil limitada y, de vez en cuando, deben ser sustituidos. Lo que pasa es que cada vez que la carga, especialmente si es inductiva como un motor o bobina, se dispara hay una chispa en los contactos que termina por "quemarlo" reduciendo así su capacidad de establecer la corriente en el circuito (exactamente como sucede con el platino del sistema de ignición de un coche).

Cuando los contactos están al final de su vida útil, tienden a fallar y a “pegar" no más encender y apagar el circuito controlado. En este caso, no queda nada para cambiar el relé.

 

(38) RADIADORES DE CALOR

Muchos componentes tales como transistores, circuitos integrados, circuitos híbridos, etc. se montan en radiadores de calor de dimensiones que pueden variar. Los radiadores se pueden instalar en las partes internas o externas de los aparatos dependiendo de la cantidad de calor que necesitan para transferir al medio ambiente. También podemos tener componentes con radiadores ya incorporados.

 

  Figura 67 – Disipadores térmicos o radiadores de calor
Figura 67 – Disipadores térmicos o radiadores de calor

 

 

Mientras que el propósito básico de un radiador de calor no es eléctrico, en algunas condiciones estos elementos pueden causar problemas de una naturaleza eléctrica como:

 

a) Los radiadores deben aislarse en algunos casos de otros componentes y chasis, tales como transistores y circuitos integrados. Para ello se sitúa entre el componente y el radiador una mica o aislante plástico que, para ayudar en la transferencia de calor se puede impregnar con una pasta térmica (pasta de silicona).

El aislamiento del componente, sin embargo, puede ser quebrado y el componente es cortocircuitado con el radiador, que a su vez está conectado con el chasis o la cubierta del aparato. El resultado de esto es la quema de componentes, la apertura de fusibles, etc. El cuidado en la sustitución de elementos montados en fregaderos es con el mantenimiento de este aislamiento.

La mejor manera de detectar los problemas de aislamiento es mediante una prueba de continuidad:

 

b) Aislamiento del terminal - los terminales de los componentes montados en radiadores de calor pueden tocar los propios radiadores.

Hay casos en los que se utilizan pequeños pasadores para evitar que los terminales que pasan por los orificios de los radiadores los toquen. El montaje correcto de estos bujes es muy importante para evitar cortocircuitos. La prueba de continuidad en cada terminal del componente en relación con el radiador es importante para la detección de cortocircuito.

Los radiadores son elementos de gran importancia para el funcionamiento de un equipo. Mantenerlos limpios y con una ventilación adecuada es esencial para que un aparato funcione bien. La acumulación de suciedad modifica las características de disipación de calor de un radiador que luego puede tener su temperatura (y del componente) elevada por encima de los límites permitidos. El resultado final es la quema del componente.

En caso de necesidad de sustitución, se debe mantener el color y las dimensiones del tipo original. Recordamos que el color es importante, porque los cuerpos negros irradian mejor el calor que los claros).

En el intercambio mantenga la pasta térmica en el aislante y tenga cuidado de que el componente no toque el radiador. Observamos que hay casos en los que, por el hecho de que el radiador con el componente en sí ya está conectado a la masa o a la tierra del circuito, no hay necesidad de aislar para el componente montado en él.

 

(39) CALENTADORES

Algunos aparatos electrónicos y muchos electrodomésticos tienen elementos calefactores eléctricos, es decir, aparatos que deben calentar alguna parte del aparato cuando se conectan. Estos dispositivos son básicamente formados por "resistencias" de nicromo u otros materiales y pueden presentar defectos.

 

Figura 68 – Elementos calefactores micrón
Figura 68 – Elementos calefactores micrón

 

 

El problema más común es la interrupción o "quema" de la resistencia, siendo este defecto fácilmente detectado visualmente o si el elemento está encerrado en algún tipo de aislamiento, a través de una prueba de continuidad. El elemento bueno debe tener continuidad, esto es, una baja resistencia eléctrica.

En algunos casos uno puede hacer la reparación con la enmienda del alambre en el punto de ruptura, usando para este propósito un nudo o un trenzado apropiado, puesto que la soldadura común no "coge" en este material. Sin embargo, esto sólo es válido para los calentadores de poca potencia y cuya temperatura no sube demasiado alto.

Si la temperatura de funcionamiento es demasiado alta, o si el valor de la resistencia es crítico y todavía no hay acceso al elemento roto, el intercambio de componentes es la única solución. Para ello, tenga en cuenta que la sustitución debe tener las mismas características que el original: tensión de trabajo, resistencia o incluso, potencia en watts.

 

(40) MICRÓFONOS

Los micrófonos se utilizan junto con grabadores, aparatos de sonido, ordenadores multimedia, sistemas de instrumentos musicales, etc.

Los micrófonos pueden ser de diferentes tipos, operando como componentes aislados o incrustados en el propio equipo.

 

      Figura 69 – Algunos tipos de micrófonos y cápsulas
Figura 69 – Algunos tipos de micrófonos y cápsulas

 

 

Además de los cables, que son fuentes de problemas que ya hemos analizado, los micrófonos mismos también pueden mostrar disfunciones. Sin embargo, para diagnosticar estos componentes es importante saber cómo diferenciar sus tipos.

 

a) Electretos - son los pequeños micrófonos que funcionan polarizados y necesitan eventual 3 alambres para su conexión al equipo - la prueba se puede hacer con el seguidor de la señal. Si hay una señal en la salida del micrófono, pero no en el extremo del cable, entonces tendremos un problema de cable.

Si no hay señal en la salida del propio micrófono, entonces el problema es el componente. Tenga en cuenta que en la polarización de un micrófono electreto debe haber una tensión continua de 1,5 a 9 V, que se puede verificar con el multímetro.

 

b) Cristal o cerámica - son los micrófonos de bajo costo utilizados en muchos aparatos. Estos micrófonos de alta impedancia no deben mostrar continuidad y la mejor prueba se realiza con la ayuda de un amplificador de prueba. La conexión del micrófono "sospechoso" se realiza directamente en la entrada del amplificador. El nivel de reproducción no tiene que ser el máximo para comprobar si es bueno o no. No puede haber distorsión.

Los micrófonos de cristal ya no se fabrican. Estos viejos componentes tenían la deficiencia de la humedad absorbente y de la sensibilidad que perdía cuando necesitaron tener la cápsula substituida. Los micrófonos de esta categoría moderna utilizan cerámicas piezoeléctricas que son mucho más resistentes y no absorben la humedad.

 

c) Micrófonos dinámicos - están formados por una bobina que puede tener impedancias entre pocos ohms hasta más de 1 K ohms. La prueba eléctrica inmediata es la continuidad de la bobina. La prueba dinámica se debe hacer con la ayuda de un seguidor de la señal o de un amplificador de prueba y eventual un pequeño transformador para elevar su impedancia.

Un transformador de salida para los transistores pueden ser útil en este caso.

En todos los casos, la evidencia también puede realizarse experimentando con el componente con su conexión en un amplificador.

Observamos que los niveles de señal de los micrófonos varían, lo que significa que, como cada aparato que operan, debe haber preamplificadores internos apropiados. Por lo tanto, un micrófono que funcione bien en un aparato puede no tener el mismo rendimiento en otro cuya impedancia y características de entrada son diferentes.

La sustitución de un micrófono por otro aparato o su utilización en un equipo desconocido debe tener en cuenta la impedancia del micrófono necesario para la máxima excitación y la sensibilidad del equipo. La no excitación de un micrófono incorrecto para un dispositivo no es culpa de los dos, es simplemente la falta de concordancia de sus características: no se hizo funcionar con la otra.

 

(41) CAPACITORES ELECTROLÍTICOS

Hay varios tipos de capacitores en aparatos electrónicos y uno de ellos, quizás el más sensible, es el capacitor electrolítico. Los capacitores electrolíticos más comunes son el aluminio, pero hay tipos de tantalio, que consisten en un pequeño "rollo" de papel metálico empapado en una sustancia química que le da las propiedades eléctricas que lo caracterizan.

 

Figura 70 – Tipos comunes de electrolíticos y su construcción interna
Figura 70 – Tipos comunes de electrolíticos y su construcción interna

 

 

Debido a que es de naturaleza química, el electrolítico tiene una vida útil limitada. Por lo tanto, en posesión de un aparato antiguo que ha sido largo sin funcionar, es una buena práctica para aquellos que tratan de hacer su recuperación, reemplazar todos los capacitores electrolíticos. Esta práctica se recomienda para aparatos con más de 10 años de antigüedad y que han estado fuera de uso por más de 2 años.

Los siguientes son los tipos de problemas que pueden ser causados por los electrolíticos o que ocurren con estos componentes:

 

a) Cortocircuito - las armaduras del capacitor vienen en cortocircuito presentando una continuidad baja en la prueba con el probador o con el multímetro. En muchos casos, la entrada en corto de un capacitor electrolítico puede causar la quema de otros componentes cercanos tales como diodos, resistores, transistores, etc. También hay casos "violentos" en los que el capacitor, principalmente de gran valor de las fuentes de alimentación, "estalló" cuando entran en cortocircuito. Para este caso, el estado del componente ' fácilmente visible por la simple inspección. Consideramos en corto un capacitor que presenta una baja continuidad o resistencia inferior a 10 000 ohms.

 

b) Abierto - un capacitor electrolítico también puede abrirse, es, no presentar ninguna capacitancia. Esto puede ocurrir por desoldar los terminales internos u otros problemas. Este defecto no detectado por la evidencia con el multímetro o el probador de continuidad, excepto para capacitores por encima de 10 uF (los capacitores de este tipo se especifican en microfaradios, abreviado por uF en tipos modernos y mfd en algunos tipos antiguos).

Para los capacitores superiores a 10 uF, la prueba de apertura se realiza como se muestra en la figura 71.

 

Figura 71 – Prueba de capacitores con multímetro analógico (vea más en el libro Cómo probar componentes de Newton C. Braga)
Figura 71 – Prueba de capacitores con multímetro analógico (vea más en el libro Cómo probar componentes de Newton C. Braga)

 

 

La falta de oscilación de la aguja en la prueba indica que el componente está abierto. La oscilación será mayor cuanto mayor sea la sensibilidad del multímetro o del probador de continuidad. Para el probador de continuidad, si la indicación es visual o auditiva, tenemos un brillo momentáneo o variación tonal si el capacitor es bueno.

La prueba del capacitor debe realizarse apagando uno de los terminales del componente de la placa o retirando completamente del circuito.

 

c) Fuga - decimos que hay una fuga cuando el capacitor se presenta con cierta resistencia entre sus terminales. Hay vaciamientos o fugas cuando esta resistencia está en el rango de 47 K ohms a 1 M ohms. Los valores de 1 M ohms son tolerados en capacitores de alto valor (por encima de 100 uF).

El probador de continuidad revela fugas así como el multímetro. En el caso del probador de la continuidad tenemos una variación del sonido o del brillo del LED que, sin embargo, no consigue suprimir o parar (sonido). Que caracteriza un escape.

 

d) Pérdida de capacitancia o cambio de valor - una reducción en el valor de la capacitancia presentada por el componente puede afectar el funcionamiento de un aparato. En una fuente de alimentación tenemos como consecuencia el aumento en el nivel de ronquidos. Esta evidencia sólo se puede hacer con la ayuda de un capacímetro, pero hay una alternativa práctica interesante para verificar y este es el problema y lo que se da a continuación:

Prueba práctica para la abertura y la pérdida de capacitancia:

Sólo tiene que enchufar en paralelo con el capacitor "sospechoso" otra buena del mismo valor. Si el aparato se reparará normalmente, el sospechoso puede estar abierto (sin capacitancia) o con capacitancia reducida. Sólo haz el cambio.

El procedimiento para el intercambio es simple: simplemente desuelde los terminales y cuando la soldadura esté fundida, jale los terminales del componente. Al montar el nuevo electrolítico observe su polaridad. El reemplazo debe tener el mismo valor (microfaradios) pero puede tener un tensión de trabajo igual o mayor que el original, siempre y cuando haya espacio para la colocación, ya que la tensión más alta también puede tener mayor tamaño físico.

 

 

 


 


 

 

Indice

Curso Básico de Reparación – 1 (CUR4001S)

Curso Básico de Reparación – 2 (CUR4002S)

Curso Básico de Reparación – 3 (CUR4003S)

Curso Básico de Reparación – 4 (CUR4004S)

Curso Básico de Reparación  5 (CUR4005S)

Curso Básico de Reparación – 6 (CUR4006S)

Curso Básico de Reparación – 7 (CUR4006S) - 15/07/2019

Curso Básico de Reparación – 8 (CUR4006S) - 22/07/2019

 

 

Banco de Circuitos

Ofertas de Empleo