Search

Sensores Vivos (TP001S)

   En artículos anteriores relatamos muchos descubrimientos y avances de la tecnología relacionados con los seres vivos, incluyendo el hombre. Sensores implantables, nano-robots y sistemas de comunicación directa con el cerebro son algunos ejemplos de cosas fantásticas que están llegando. De hecho, pasando de una interfaz discreta a la larga distancia donde el hombre sólo manejaba botones ahora los equipos están cada vez más cerca de nosotros e incluso entrando en nuestro organismo.

    Celulares que se comunican con usted leyendo los movimientos de sus ojos o percibiendo sus mínimos movimientos son ejemplos, pero la cosa va más allá pasando al mundo animal y vegetal.

  Despues de la Internet de las Cosas  (IoT - Internet de of Things), ya se habla de Internet de las personas (IoP - Internet of People) e Internet de los Bichos ...

   Chips implantados en vacas monitorean su posición en el pasto, y mucho más.

   Pero van más allá con la Internet de las plantas o de los vegetales (IoV - Internet of Vegetables), usando plantas como sensores, o aún para comunicarse con nosotros y con nuestros equipos revelando cosas extraordinarias. Ya escribimos de forma más profunda sobre ello en artículos que enseñan a montar circuitos para investigar reacciones de plantas.

   De hecho, hace muchos años un investigador estadounidense llamado Cleve Backster hizo investigaciones en el sentido de mostrar que las plantas poseen órganos sensoriales, habiendo publicado en la época un libro de gran éxito "La Vida Secreta de las Plantas" en que detallaba la posibilidad de plantas comunes tener mucha mayor sensibilidad de lo que pensábamos, incluso al punto de reconocer a sus "dueños".

   En la época, pero los investigadores descubrieron cosas fantásticas que pueden llevar a las plantas a actuar como verdaderas interfaces sensoriales para equipos electrónicos, por ejemplo, IoT (Internet de las cosas, y de las plantas) y mucho más.

   De hecho, investigadores de una universidad estadounidense mostraron que las plantas poseen sistemas sensores que pueden percibir variaciones de luz y de clima de una forma muy sensible indicando cuando la propia planta debe cambiar su metabolismo. De la misma forma existen sensores que detectan sensibles modificaciones ambientes, por ejemplo, ligadas al cambio de clima, llegada de lluvia y mucho más. Esto está llevando la posibilidad de crear interfaces electrónicas en que los sensores serían plantas con características especiales.

   Imaginen la posibilidad de que usted tenga un vasito de planta en su casa conectado a una aplicación IoT (o IoV?) Inalámbrico que le envía un whatsapp cuando alguien que no conoce entra en su casa ... O aún dejar su propia plantita en el el vaso cuidar de las ventanas cerrándose cuando percibe que la lluvia está llegando, o que está oscureciendo.

   Yendo más allá, enviar un mensaje por el móvil cuando usted está volviendo a casa avisando que su mujer está de mal humor.

   Y más que eso, si usted hace algo incorrecto cerca de usted estará la plantita inocente del vaso al lado registrando todo e informando por el whatsapp su mujer ...

   Luego las plantas van a interrelacionarse con el mundo de la tecnología de una forma que va a convertirlas en parte de nuestra vida, verdaderos "mascotas", que pueden hacer muchas cosas, menos andar ...

   Más que eso, podemos pensar en simbiosis, uno de los temas de la biónica que implica la colaboración directa entre las criaturas, en el caso de las plantas y los seres humanos en un organismo único que interfiere con las tecnologías electrónicas.

    Cuida bien de tu planta, luego ella va a ser mucho más tu amiga de lo que puedas estar pensando.

 

   (*) La versión original de este artículo salió en una revista Novitá en 2012, pero actualizamos, con nuevos descubrimientos desde entonces y ciertamente, cada día tendremos más y más novedades en este campo.

 

Cleve Backster - Autor de la vida secreta de las plantas
Cleve Backster - Autor de la vida secreta de las plantas

 

Banco de Circuitos

Ofertas de Empleo