Search

Radios de más de 2 transistores 2 (ART420S)

Este artículo forma parte de un libro que publicamos en 1995 y que se puede descargar gratuitamente desde nuestro sitio. En él tenemos conceptos básicos sobre la radio analógica, con informaciones para reparadores, estudiosos y recuperadores de aparatos antiguos. Parte 1 en ART419S.

 

Las transmisiones de las bandas de ondas medias y cortas de la forma tradicional están con los días contados. La radio digital debe tomar lugar a la radio analógica y tendremos una nueva modalidad de comunicaciones. Los radios antiguos están condenados, pues no tendrán más señales para recibir. Sin embargo, este libro tiene un valor histórico, pues además de servir para mostrar cómo funcionaban los radios del siglo XX e inicio del siglo XXI también sirve para los que desean recuperar una radio antigua e incluso montar una con finalidad experimental o didáctica. Y para éstos, cuando las señales de las estaciones ya no están disponibles, tenemos en nuestro sitio decenas de proyectos de transmisores de AM que pueden hacer las veces de estaciones caseras o experimentales, produciendo las señales que estas radios pueden recibir. Es claro que, a partir de la fecha en que republicamos este libro, todavía debe tardar mucho tiempo hasta que ya no existan estaciones de AM operando.

 

 

La primera amplificadora de FI

 

   La señal obtenida en la salida de la etapa convertidor se lleva al primer paso amplificador de frecuencia intermedia o FI. En la figura 1 tenemos el circuito de esta etapa en que dos componentes especiales merecen en primer lugar nuestra atención.

 

   Estos componentes son los transformadores de FI, que son componentes dotados de dos devanados sobre un núcleo de ferrita ajustable.

 

   El transformador debe ajustarse para responder a una frecuencia que es justamente la frecuencia intermedia del aparato de 455 kHz de modo que sólo estas señales puedan ser aceptadas por el circuito amplificador.

 

   La señal se lleva entonces al transistor (o válvula) donde se amplifica. Retirado del transistor o válvula esta señal pasa el paso siguiente a través de otro transformador de FI. Encontramos entonces en esta etapa el primer y el segundo transformador de FI.

 

   Para que el paso funcione perfectamente los dos transformadores deben ser ajustados cuidadosamente para responder exactamente la frecuencia intermedia de 455 kHz lo que es logrado por la impulsión de su núcleo con una llave especial.

 

   Esta llave especial mostrada en la figura 2 está hecha de material no ferroso (madera o plástico) para no influenciar en la inductancia que la bobina presenta. Un destornillador común no es conveniente para obtener el ajuste perfecto de esas bobinas.

 

 


 

 

 

    Se observa que las señales que son amplificadas por este paso son señales de altas frecuencias, o sea, de 455 kHz, lo que quiere decir que los transistores especiales deben ser utilizados para este propósito.

 

    Los principales problemas que aparecen en estas etapas son la quema del transistor que deja de amplificar la señal, la interrupción de las bobinas de los transformadores de FI, principalmente debido a la corrosión cuando los mismos reciben humedad excesiva o los vapores que emanan de las pilas.

 

   Los demás componentes tales como resistores y condensadores sirven para polarizar el circuito y también para hacer el acoplamiento de las señales. Estos componentes también pueden presentar problemas de funcionamiento bajo ciertas condiciones.

 

   En el cambio de un transformador de FI el técnico debe utilizar exactamente el mismo identificándolo por el color. Para cada uno hay un color que dice si es el primero, segundo o tercero.

 

   La disposición de las terminales del transformador también debe ser observada con cuidado en su cambio. Si hay inversión de posición, la radio no funcionará.

 

 

Segundo paso amplificador de FI

 

   En los radios en que más una amplificación de la señal es deseada existe una segunda y hasta una tercera etapa amplificadora de frecuencia intermedia que nada más es que la repetición de la primera etapa con los mismos componentes.

 

   Entonces tenemos la retirada de la señal a ser amplificada de la etapa anterior por medio de un transformador de FI que en el caso es el segundo, y luego la transferencia de señal a la etapa siguiente por medio del tercer transformador.

 

   Estos transformadores deben ajustarse con cuidado para dejar pasar sólo las señales de la frecuencia intermedia, en el caso 455 kHz.

 

   Para el ajuste simultáneo de los tres transformadores existen técnicas especiales que el técnico debe conocer, pues si los transformadores son desajustados completamente nada será oído en el altavoz de la radio siendo entonces muy difícil traerlos al funcionamiento normal sin la utilización de equipos especiales.

 

   En los radios comunes, el transistor o válvula usados en esta etapa son los mismos de la etapa anterior y aquí la señal obtenida ya tiene una intensidad considerable en vista de haber pasado por tres etapas de amplificación.

 

   Los problemas que pueden aparecer en esta etapa son los mismos de la anterior, es decir, problemas con el transistor, interrupción de los devanados del transformador, ruptura del núcleo de la bobina, etc.

 

   También existen como en la etapa anterior componentes de polarización y acoplamiento que son resistores y capacitores.

 

   En las radios a las válvulas más antiguos, en lugar del núcleo móvil de los transformadores de FI, tenemos otros componentes para los ajustes. Muchos radios de la década de 40 presentan transformadores con capacitores ajustables (trimmers) conectados en paralelo habiendo entonces en su carcasa metálica agujeros para acceder a los tornillos de estos componentes conforme muestra la figura 3.

 

 


 

 

 

    Hay entonces transformadores con dos trimmers de ajuste, uno para cada bobina y también transformadores con apenas un trimmer de ajuste.

 

   El sistema de dos trimmers se encuentra principalmente en los radios con varias pistas en las que se desea el máximo de selectividad. Estos transformadores se denominan "doble sintonía".

 

   En los radios más modernos, en lugar de los transformadores de Fl se pueden encontrar filtros cerámicos que son pequeños componentes que se comportan del mismo modo respondiendo a una frecuencia sólo que es la frecuencia intermedia de 455 kHz.

 

 

Etapa detectora

   Las señales amplificadas por la última etapa de FI anda son señales de radio frecuencia, es decir, señales que no corresponden a sonidos sino a la onda emitida por la estación. Estas señales son llevadas a la etapa detectora que, exactamente como en los radios más simples que vimos, tiene por función separar la información correspondiente al sonido de la alta frecuencia que los transporta.

 

   Esta función en las radios transistorizadas puede ser ejercida por un diodo o por un transistor, como muestra el circuito de la figura 4.

 


 

 

 

   En los radios la válvula puede ser usada una válvula diodo o bien una válvula triodo dotada de elementos especiales que hacen la detección, conforme muestra la figura 5.

 


 

 

 

   Cuando la función detectora es cumplida simplemente por un diodo, la señal no recibe ninguna amplificación adicional, pero en los casos en que se utiliza un transistor, la señal además de ser separado también se amplía un poco más.

 

   En la salida de esta etapa tenemos un elemento importante en los aparatos de radio que es responsable del control de volumen. Se trata de un potenciómetro que permite dosificar la cantidad de señal que pasa de este paso al siguiente paso y así controlar el volumen.

 

   Este componente también sirve de carga para la señal, es decir, proporciona recorrido para las corrientes que forman la señal de baja frecuencia que obtenemos aquí y que son correspondientes a los sonidos.

 

   El lector debe notar que la etapa detectora representa un punto de transición de una radio, un punto en el que dejamos de tener señales de altas frecuencias como en las etapas de FI y pasamos a tener señales de bajas frecuencias, correspondientes a los sonidos.

 

   Como las señales de bajas frecuencias poseen una variedad enorme de frecuencias ya que los sonidos audibles van de 14 a 20000 Hz, los circuitos para su amplificación posterior no pueden ser sintonizados como en el caso de las etapas de FI. A partir de aquí la amplificación dada a las señales debe ser completamente diferente de la que hemos visto en las etapas anteriores.

 

   El capacitor conectado inmediatamente después del diodo detector tiene por función desviar a la tierra la señal de alta frecuencia obtenida de la última FI, que ya no sirve más para nada ya que la información correspondiente a los sonidos que transporta fue separada y va hacia el paso siguiente .

 

   En este paso existe una conexión importante que se denomina CAG (control automático de ganancia) cuya finalidad es la siguiente: se trata de un diodo que toma la señal de la etapa detectora y lo lleva en parte para la primera etapa amplificadora de FI, o para el transistor que realiza esta función.

 

   Esta señal controla la ganancia del transistor de tal manera que cuando una estación débil y sintonizada su ganancia y máximo y obtenemos el máximo de sensibilidad y cuando la estación y fuerte su ganancia es mínima no habiendo entonces gran amplificación ya que en estas condiciones esto no es necesario.

 

   Este control automático de volumen es especialmente importante en las radios de onda corta en las que las estaciones distantes pueden llegar con variaciones ritmadas de intensidad denominada "fading" que son bastante desagradables de oír, pero que pueden ser atenuadas con la acción del CAC.

 

 

 

Banco de Circuitos

Ofertas de Empleo